Los edulcorantes bajos en calorías son seguros, afirma la Agencia Francesa para la Alimentación

La Agencia Francesa para la Alimentación (ANSES) ha actualizado su dictamen sobre el uso de los edulcorantes bajos en calorías y sus implicaciones, tanto riesgos y beneficios, en los consumidores. La referida actualización, que se basa en dictámenes anteriores llevados a cabo por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) entre febrero y marzo del 2011, concluye que los edulcorantes bajos en calorías, incluido el aspartano, son seguros para todo los sectores de la población, incluso en mujeres embarazadas.

Los análisis sobre la seguridad de los edulcorantes bajos en calorías también son seguidos por la International Sweeteners Association (ISA) de Francia, la cual trabaja de la mano de fabricantes, productores y usuarios industriales de este producto. Su objetivo es proporcionar información y estudios sobre los edulcorantes bajos en calorías para mejorar la comprensión de su función, beneficios, seguridad e incentivar la innovación en este ámbito.

Huge Pitre, presidente de la ISA, confirma que “no existe motivo” para dudar de la seguridad de los edulcorantes bajos en calorías, pues los últimos estudios han demostrado que estos son fiables, inclusive en mujeres en estado de gestación. «La salud de los consumidores ha sido siempre una prioridad para la ISA, entre cuyos miembros se incluyen fabricantes de alimentos, bebidas y edulcorantes bajos en calorías. Además, los edulcorantes bajos en calorías son beneficiosos porque proporcionan una ayuda verdaderamente indispensable a numerosas personas que desean reducir su consumo de azúcar y su ingesta calórica», afirmó.

Finalmente, ANSES seguirá ejecutando estudios para implementar el conocimiento que ya existe sobre los edulcorantes bajos en calorías. Esta institución continuará evaluando los riesgos, beneficios nutricionales e incluirá las observaciones de estudios científicos que indican que los edulcorantes bajos en calorías pueden ayudar a evitar las caries así como controlar la glucosa y el peso.

Al dormir profundamente se afianza el aprendizaje

Mientras dormimos la actividad neuronal en nuestro cerebro es mucho más importante, según una reciente investigación, ya que los cambios eléctricos lentos y las conexiones entre neuronas contribuyen a la consolidación de la información obtenida durante el día.

Dormi profundamente favorece el aprendizaje
Dormir profundamente favorece el aprendizaje


Durante el congreso de la FENS (Federación Europea de Sociedades de Neurociencia), el equipo de investigación del IDIBAPS (Instituto de Investigaciones Biomédicas August Pi i Sunyer) ha presentado los resultados de un estudio que concluye que la actividad eléctrica lenta del cerebro durante las horas de sueño profundo beneficia enormemente el aprendizaje, afianzando los conocimientos.

María Victoria Sánchez Vives ha sido la encargada de presentar estos resultados en los que se ha encontrado que durante el sueño profundo las células de la corteza cerebral emiten pequeñas ondas eléctricas lentas y rítmicas, en oscilaciones de hasta 1 Hz, entre las que se alternaban lapsos de silencio; lo que hace posible la desconexión y la pérdida de conciencia. Es en este momento que la información almacenada en el hipocampo se transmite hacia la corteza cerebral afianzando los recuerdos (el aprendizaje).

También se ha observado que estas oscilaciones en la corteza tienen conexión con otras partes del cerebro más profundas como el tálamo. Al mismo tiempo se ha observado la relación entre el sueño de onda lenta y la memoria; es decir la información adquirida en el día se reafirma durante las horas de sueño debido a la comunicación que hay entre las neuronas y gracias a sus conexiones.

Estas oscilaciones tienen mayor presencia en los niños, especialmente entre los primeros años (entre 5 y 10 años) que es cuando el niño está en constante aprendizaje y exploración del espacio, lo cual cambia durante la adolescencia que es cuando las conexiones neuronales se reducen para las mismas funciones cerebrales y habilidades.

Para beneficiarnos de este efecto lo óptimo es tener la mayor actividad neuronal y variada posible durante el día: leer, aprender cosas nuevas, hacer cosas nuevas, hablar con personas, salir, experimentar, o cualquier cosa que no sea rutinaria, de manera que estos recuerdos nuevos se consoliden durante un sueño profundo apropiado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *